la mineria es el antimonio en nosotros